Para cerrar la conmemoración de los 65 años de fundación de la UNAB, este martes 5 de diciembre se realiza un acto protocolario que rinde homenaje a los fundadores de la Universidad: Alfonso Gómez Gómez y Armando Puyana Puyana.

En 1952, en una casona esquinera ubicada en la calle 34 con carrera 11, se inició el proyecto educativo que dio vida al Instituto Caldas, un colegio que inicialmente fue para educación primaria y, posteriormente en 1958, extendió su oferta a secundaria. El Caldas fue la semilla para luego crear una corporación universitaria, que hoy es la Universidad Autónoma de Bucaramanga.

Alfonso Gómez Gómez y Armando Puyana Puyana, ilustres santandereanos a quienes se les reconoce la idea de liderar el proyecto educativo que hoy abarca todos los niveles del saber, que empieza en la etapa preescolar y culmina en el nivel de doctorado, construyeron los primeros estatutos en una época marcada por la confrontación política que dieron cabida a los hijos de liberales que no podían matricularse en instituciones oficiales.

Para Alberto Montoya Puyana, actual rector de la UNAB, “poder señalar la importancia que estas dos personas tuvieron en la generación de todo este proceso que es la Corporación Universidad Autónoma de Bucaramanga, el Instituto Caldas, lo que la Universidad representa, como la institución de educación superior privada más importante del oriente colombiano y al no tener dueños de ninguna categoría, queremos señalar y darle importancia a que la ciudad y la región se apropien al máximo de esta institución”.

El evento, que se realiza en la plazoleta Los Fundadores del campus El Jardín de la UNAB, a partir de las 6:30 p.m., cuenta con la presencia de la Ministra de Educación, Yaneth Giha Tovar, quien entrega de la renovación de la Acreditación de Alta calidad, que fue otorgada la Institución por seis años.