Empleadores de Bucaramanga se aprovechan de la crisis venezolana

Empleadores de Bucaramanga se aprovechan de la crisis venezolana

Like
142
0
Jueves, 21 Marzo 2019
Noticias

La crisis venezolana es un fenómeno del cual algunos empleadores se aprovechan. En este sentido, la explotación laboral se presenta cuando un empleador paga menos de lo establecido por la ley de Colombia.

En el Código Sustantivo del Trabajo, los artículos 159 y 168 constituyen que si un trabajador excede las 8 horas de trabajo diarias y 48 a la semana, debe haber un pago por el trabajo realizado durante esas horas extras. 

La llegada masiva de venezolanos buscando suplir sus necesidades básicas, causa un fenómeno de explotación laboral donde el venezolano trabaja más horas y por menos dinero.

Álvaro Higuera, es bar tender profesional. Actualmente se desempeña como cocinero en un restaurante de Cañaveral. Recién llegado, realizó distintos trabajos, pasando por malas pagas y esfuerzos excesivos.

Buscó otras formas de subsistir económicamente en la ciudad. Cuando por fin encontró trabajo como bar tender, los abusos de parte de su jefe aparecieron.

Álvaro revela los  oficios ajenos a su profesión que le encargaron. Lavar platos, mantener la cocina y sacar la basura estaban entre sus labores no remuneradas. Obtuvo el empleo después de conseguir los permisos de trabajo, sin embargo, siente ilegalidad pues trabajaba más que otros y ganaba menos que ellos.

“Me tenía de lavatrastos, el que tenía que hacerle mantenimiento a toda la cocina, a los fogones y todo eso, el que sacaba la basura, el que se quedaba hasta tarde limpiando. Todo eso pude conseguirlo con papeles ya legales, pero aun así sentí que por ser venezolano me tocaba hacer eso, me tocaba hacer más del trabajo porque estaba cobrando igual que los demás”

El caso de Jesús Adolfo Álvarez Sánchez fue similar. Este joven es músico profesional, sin embargo la misma necesidad lo llevó a realizar trabajos en los que nunca se había desempeñado y a vivir la explotación laboral en carne propia.

Sin embargo, Jesús también fue consiente de la situación. Expresa que aunque le pagaban mil por hora, no se siente embaucado pues él aceptó el trabajo bajo esas condiciones. Teniendo en cuenta que el Monta Llantas donde trabajaba, no necesitaba más personal.

“Como que mil por hora. A mí me dijeron al entrar que eso no era un sueldo, que era muy poquito pero que no necesitaban realmente a otra persona. Que si yo lo aceptaba pues para que no me quedara en la calle, y yo dije bueno está bien, no hay ningún problema. Hoy en día son amigos míos y no siento que me estafaron porque yo fui el que acepté, no necesitaban más personal.”

Pero, según la ley, ¿sí son legales estos acuerdos por debajo del salario mínimo? Para resolver esta duda el abogado litigante, Pedro Agustín Díaz Garnica, aclara que ningún arreglo debajo de la ley es permitido:

“Esos acuerdos no son válidos, todo acuerdo en contra de la ley no es válido”

Además, explica las consecuencias que pueden traer una investigación para el empleador. Esta puede realizarse en muy poco tiempo y generar una sanción, la cual contempla pagarle todo el dinero que se le debe al empleado.

“Inmediatamente se inicia la investigación, esa es una investigación muy rápida y sancionan al empleador. Y tiene que pagarle lo que haya dejado de pagarle indexado, es decir trae el dinero a valor presente. Más o menos casi igual a reconocer una suma de intereses”

Según la corte constitucional: el código sustantivo de trabajo es una normatividad que intenta procurar el orden y la paz, la seguridad y la solidaridad  como factores indispensables de la actividad laboral.

Por Paula Oliveros.

@paulaoliverosh

Comments are closed.