Gestores de “El Color del Cine” encontraron obstáculos en su realización

Gestores de “El Color del Cine” encontraron obstáculos en su realización

Like
153
0
Lunes, 20 Mayo 2019
Noticias

En el marco de la gala de “El Color del Cine”, realizada este jueves 16 de mayo en la Universidad Autónoma de Bucaramanga, los organizadores y realizadores de este espacio dan a conocer los problemas que pueden presentarse a la hora de empezar un proyecto audiovisual.

“El Color del Cine” es un proyecto realizado por estudiantes de Artes Audiovisuales de la UNAB que pretende generar más espacios para el cine en sectores sociales que no cuentan con los recursos para promover una educación en la realización de contenido audiovisual. La gala en la que se mostraron los resultados de esta propuesta se realizó el 16 de mayo en el auditorio Jesús Alberto Rey Mariño. Sobre la realización de este espacio, los promotores y productores dieron a conocer los factores que más pueden obstaculizar el desarrollo de este tipo de actividades.

Gabriela Parra, directora de uno de los cortometrajes presentados afirmó que, en aspectos técnicos, el ambiente abierto en el que se grabó representó un obstáculo en cuanto a la calidad del sonido de la producción.

“Un obstáculo fue el sonido, fue un poco difícil porque era entre un fin de semana, tres días seguidos, entonces había mucha música en el barrio. Obviamente los vecinos nos colaboraron afortunadamente y pues eso nos ayudó a minimizar un poco ese inconveniente”.

Este tipo de factores pueden ralentizar el proceso de producción, y en últimas, puede frustrar a los realizadores que muchas veces, y por su contexto estudiantil, no han tenido que lidiar con ambientes así. Sin embargo, los estudiantes pueden también evitar liderar proyectos de este carácter por el gasto económico que esto representa.

Duván Pérez Quesada, promotor y gestor de “El Color del Cine”, indicó que, aunque hubo un apoyo notable por parte de la institución, puede haber una mejoría en cuanto a destinación de presupuesto y recursos económicos por parte de la Universidad a este tipo de propuestas.

“Respecto a presupuestos, nosotros como grupo de los estudiantes empezamos a poner dinero nuestro para lo que eran los talleres. Sin embargo, para los cortometrajes fueron los mismos estudiantes los que se encargaron de que avanzaran las producciones como tal. Entonces sí digamos que se puede llegar a ser muchísimo más apoyo en cuanto a lo económico para sortear pasajes, para sortear más material de clase, pero nada que no se pueda hacer si uno lo hace de verdad con el esfuerzo y las ganas de hacerlo”.

La actividad contó con el apoyo de el Centro de Producción Audiovisual de la UNAB, y de la Alcaldía de Bucaramanga.

Por Sebastián Ágreda.

@sabap124

Comments are closed.