La industria del entretenimiento crece en Bucaramanga

La industria del entretenimiento crece en Bucaramanga

Like
323
0
Miércoles, 13 Marzo 2019
Noticias

La economía Naranja y la industria cultural generan un constante movimiento de la economía en Bucaramanga. La alta demanda de los espectadores en los temas culturales, y las alianzas entre diferentes sectores comerciales hacen que la música y el entretenimiento sean un negocio que genera empleo y economía.

La Economía Naranja hace referencia a la alta productividad económica que tienen los diferentes sectores pertenecientes a la Industria Cultural. Actores, artistas, productores, músicos, diseñadores, publicistas, joyeros, dramaturgos, fotógrafos y muchos otros empleos pertenecen a la explotación económica de la creatividad.

Esta nota se centra en la esfera del entretenimiento.

Las diferentes empresas que se mueven en este sector suelen estar conectadas y muchos de estos sectores se hacen dependientes. Este el caso de un Holding llamado FAME que consta de dos marcas en el mercado y dos en futuros proyectos. Una se mueve en el sector de la publicidad y la otra es una productora y disquera.

Un Holding es una sociedad financiera que lleva la administración de diferentes marcas o empresas que se dedican a diversas actividades económicas. Este tipo de sociedades comerciales cumplen como generadoras de empleo y por tanto de economía.

Para el creador de FAME, Alejandro Villanueva Jaimes la disquera genera variados y distintos empleos que terminan produciendo más, pues la parte de marketing se hace indispensable, en este caso se contratan a ellos mismos.

 “Hay un ingeniero de sonido, un ingeniero de sonido es que el graba las canciones, el que mezcla y masteriza; hay un productor; hay un cantante y la mayoría de estos cantantes son de buen grupo o un compositor. Aparte de eso, hay un productor del vídeo; hay un director general del proyecto, que es el que dice bueno yo quiero enfocar el proyecto acá; aparte de eso pues el equipo de producción de los vídeos de la parte audiovisual. Una parte de marketing que es donde nos contratamos a nosotros mismos como empresa de publicidad para hacer eso”

Además, explica cómo la industria musical impulsa la economía en diferentes zonas comerciales, pues a través de un artista famoso se pueden vender otros productos con tan solo hacer un vídeo.

“Porque, si nosotros somos el dueño de JBalvin, no el dueño, pues somos los productores de JBalvin, y decimos oiga hay un negocio acá, decimos cómo podemos venderlo, hágale, publique un vídeo con esto. Entonces así crece el impacto económico. Entonces la música como tal, el crecimiento afecta la industria textil, la ropa, afecta la industria de comida, la industria de la rumba”

Otro de los sectores beneficiados es la industria del turismo. Aunque este parece ser ajeno al comercio del entretenimiento, también puede ser impulsado por el mismo. 

Juan David Zumaqué, gestor cultural de los movimientos de música electrónica en Colombia, director general del Electronic Music Conference y también del sello internacional PZ Records, cuenta cómo esta industria se apoya de dineros extranjeros, dineros de turistas que vienen, compran y consumen generando una economía más extensa y directa.

 “Entonces ahora tenemos cómo activos o cómo apoyo a la economía de la industria del entretenimiento, de la electrónica en este caso, pues dineros del extranjero, porque es que hay que tener en cuenta que si el extranjero viene acá, pues viene a dejar su dinero aquí en nuestro país, y eso ayuda a un montón a que la economía se expanda además de que es una economía directa”

Camilo Andrés Ortiz, dj, productor y propietario de Emite Producciones, empresa que se dedica a la producción y montaje de eventos y entretenimiento, cuenta que a diario se crean empresas en Bucaramanga similares a la suya, pues el negocio es factible para vivir de él.

“Cada día siguen saliendo, o sea, cada día algunas personas ven la oportunidad de comprar un sonido y alquilarlo, y empezar a vivir de eso porque se puede, entonces yo creo que cada día va creciendo y creciendo”

Sobre la Economía Naranja agrega que esta industria cultural pasó de ser una segunda opción para la economía a tener familias enteras dependiendo de esto.

“Muchas veces se veía la Economía Naranja cómo una alternativa a mi trabajo principal, ya no, ya ahora la gente se dedica a temas culturales y viven 100% de esto”

La Economía Naranja que busca comercializar con la cultura, no es del agrado de todos. Incluso, algunos propietarios de empresas que se mueven en el sector cultural no están de acuerdo con esta medida.

Para Doménico Di Marco, uno de los propietarios del Bar Municipal Música Viva, este concepto de la economía pasa por encima de otros factores más importantes que el mismo dinero que produce la cultura, pues la riqueza no es el objetivo.

“Es muy importante ver que el objetivo de la cultura no es generar riqueza. Uno no puede definir qué es valioso o qué es importante para una sociedad a partir de la plata que eso genera para ciertas personas. Hay un montón de intangibles en la cultura que son mucho más importantes”

En América Latina la Economía Naranja representa el 4% del Producto Interno Bruto.

Por Paula Oliveros.

@paulaoliverosh

Comments are closed.