Abandono de mascotas y salud pública

Los animales callejeros pueden ser portadores de enfermedades que afectan no solo a otros animales, también al ser humano, muchas de ellas siendo graves a largo plazo.

Por María Alejandra Rosales Ruiz
mrosales569@unab.edu.co

Un gran número de animales abandonados no cuentan con las vacunas necesarias para defenderse de las enfermedades a las cuales son propensos, esto hace que sea fácil encontrarlos en condiciones deplorables. Además de ser extremadamente contagiosas entre ellos mismos, algunas enfermedades pueden ser transmitidas a los seres humanos que pueden traer consigo múltiples complicaciones.

Se cree que una forma de prevenir esto es aislando a estos animales o, incluso, sacrificarlos. Sin embargo, es primordial asegurar el bienestar tanto de perros y gatos como de los humanos. Es por eso por lo que se recomienda un cuidado especializado en lugares, como los refugios, que sepan cómo tratar a los animales y con los debidos medicamentos, al mismo tiempo que cada persona se haga responsable de su propia higiene y, por tanto, de su propia salud.

Julieta es una perrita con lupus. En el refugio se le hace un cuidado periódico y se mantiene en óptimas condiciones para tener una buena calidad de vida. / FOTO MARÍA A. ROSALES

Vea esta infografía si quiere saber más sobre el abandono de mascotas o lea aquí si quiere conocer la importancia de la labor de los refugios y su funcionamiento.