Chicas sin Frenos

Realizado por: Laura Juliana Flórez Alba, estudiante de Periodismo.

El roller derby, deporte de contacto, velocidad y estrategia en patines, es una opción perfecta para quienes disfrutan del patinaje y el trabajo en equipo.

Este deporte nació en Estados Unidos en 1930, haciendo énfasis en el contacto físico y siendo practicado principalmente por mujeres.

Las jugadoras utilizan patines de cuatro ruedas, también conocidos como quads, y forman equipos de cinco integrantes. Estos grupos están conformados por una anotadora y cuatro bloqueadoras.

La anotadora debe pasar a las bloqueadoras para poder obtener un punto, y si también se pasa a la anotadora contraria, eso da como resultado un punto extra. 

Cada dos minutos, conocidos como jams, se renuevan jugadoras, hasta el fin del partido. La duración de estos es de dos periodos de 30 minutos. 

En el 2004, el roller derby tuvo un resurgimiento, al ser formado el Women’s Flat Track Derby Association (WFTDA), quienes se encargan de coordinar y establecer las normas de competición para los miembros de la liga. 

En Colombia, el estreno de Whip it, película del 2009 sobre un equipo estadounidense de roller derby, genero un interés por practicar el deporte. Melannie Perales Esteban, exintegrante del equipo bumangués Pink Sucks, encuentra en esta práctica una manera de reivindicar cualidades que no se le atribuyen normalmente al género femenino.

Sentí que halle mi lugar, siempre he tenido un montón de fuerza y me avergonzaba por ello. Pero en el derby es una ventaja, me enseño a tener confianza en mi misma, a tener disciplina. Fue una experiencia que me cambio la vida”.

En el roller derby, se tiene la filosofía de que es un deporte “horizontal”, es decir, nadie vale más que nadie, y todos son bienvenidos a practicarlo. Natalia Andrea Pérez Abreo, ex bloqueadora del equipo femenino Pink Sucks, resalta la importancia de los lazos que se crean al trabajar en equipo.

“Permite mucha camaradería y es muy entretenido viajar con todos los compañeros, con los demás jugadores. Estar en la pista, rodando, jugando y después aprovechar el tiempo en armonía con el equipo”. 

Al ser un deporte poco conocido, las jugadoras deben autogestionar todo lo relacionado con su indumentaria y equipo para el juego. Debido a la falta de apoyo y de espacios para practicar, son escasos los equipos que aún siguen en pie en el país. No obstante, equipos de tradición como Rock’n Roller Queens y Combativas Revoltosas, siguen llevando en alto el nombre de Colombia en el deporte.