Ciudad en Palabras – Plaza de Mercado Central

Realizado por: Javier Pineda, estudiante de Comunicación Social.

Hola, ¿Qué tal?, amigos de Unab Radio, mi nombre es Javier Andrés Pineda Rangel y bienvenidos a un maravilloso recorrido por un lugar lleno de magia, historia y sazón, pues estamos hablando de la Plaza de Mercado central, conoceremos historias, personas y vivirán una experiencia conociendo sobre la plaza más icónica de Bucaramanga 

La plaza de mercado central está ubicada en Bucaramanga, Santander (Carrera 16 #33-44), con su vía principal al oeste y con vías secundarias por el norte, sur y este. La Plaza ocupa una manzana completa; fue reconstruida sobre las ruinas de la Casa de Mercado San Mateo, ese gran monumento que construyó cultura popular durante 84 años. 

La plaza cuenta con una imponente entrada principal, por sus alrededores se evidencian vendedores ambulantes ofreciendo sus productos, También se pueden observar aproximadamente 30 taxis en fila que en algunas ocasiones, llegan a pelearse por ganarse el servicio. 

La plaza cuenta con una entrada principal por el lado este (calle 34), una de sus fachadas comunican con pasillos secundarios y estos con uno en el centro de los locales. Dentro de la plaza se puede encontrar una variedad de olores, sabores, colores y personas que, desde un cálido saludo, convertirán tu visita en una experiencia inolvidable. Esta se divide en 4 pisos que contienen diferentes secciones como en el primer y segundo piso las verduras y carnes, y en el tercero y cuarto se encuentran las artesanías y los restaurantes. 

La mayoría de personas que visitan este lugar terminan gratamente sorprendidas, quizás van con la percepción de que se encontrarán con algo sucio y mal oliente, pero la realidad, es que hay una gran variedad de productos, servicios y comida a la que accedes por un precio muy económico. Betzy Navarro, una mujer que lleva 18 años trabajando en este lugar, recomienda la plaza como un lugar en el que se encuentran todos los productos de la canasta familiar “De verdad que esta es una empresa muy grande que le da trabajo a muchísimas personas”.

La plaza cuenta con una concentración de productos agrícolas y alimentos para todos los gustos, calzado, bisutería, artesanía y ropa, también cuenta con cacharrería y algunas cosas que podrían ser útiles para tu hogar, lo mejor de todo, son sus precios.

Un suceso que marcó la historia de este lugar fue el incendio ocurrido en el año 1979, que destruyó por completo los 600 locales que había para este momento. Después de lo ocurrido, tardó 4 años en reconstruirse la infraestructura de mercado, ya que quedó gravemente afectado. Mientras tanto, los comerciantes fueron reubicados en lo que había quedado del actual Pabellón de Carnes.