Dios puso una sonrisa sobre su rostro

Dios puso una sonrisa sobre su rostro, así se titula la novela que traigo ante ustedes. Soy Samantha Perdomo estudiante de Enfermería de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, fascinada por la buena música, motivo por el que éste libro llegó a mí.

El título es una traducción al español de una canción de la banda británica Coldplay, publicado en el año 2008 en la ciudad de Neiva/Huila ganador del Premio IX Bienal Nacional José Eustasio Rivera por su contexto sugestivo acerca de la muerte. Compuesto por ocho capítulos titulados con el nombre de algunas canciones de la banda, donde se combina la música y la poesía con la realidad inevitable del óbito.

Escrito por Winston Morales Chavarro Comunicador Social y Periodista, Magister en estudios de la cultura, acreedor de varios premios en concursos de poesía nacional realizados en diferentes universidades del país entre los años 1.996 y 2.014. El protagonista a quien nunca se le conoce el nombre es un hombre que por cuestiones de crianza y trabajo se ha vuelto apático a la vida y sus placeres. La novela inicia cuando el cadáver de una mujer entre los 22 y 24 años ingresa a la morgue y entre sus pertenencias trae unos cuantos discos de Coldplay y varias cartas dirigidas a su padre.

Mujer que deslumbra al protagonista por la belleza en el arco de sus pies, esta fémina especialmente le recuerda la historia de una adolescente de 17 años que en algún momento también ocupó alguna de esas mesas de acero, dos vidas arrebatadas por causa de la guerrilla.

Mediante un juego de tiempos entre pasado y presente el embalsamador relata sucesos y reflexiones de su propia vida; como la podofilia (atracción sexual por los pies) ya no tan vívida con su esposa  debido a la mala convivencia que culmina en adulterio; o por ejemplo que su pasión por la muerte lo lleva a extasiar en la necrofilia y de cómo disfruta el momento en el que decide apagar la vida de X de un solo disparo, sucesos que dan
cuerpo y giros inesperados a la lectura.

Este libro es fantástico, creo que no hay otra palabra para describirlo, el protagonista que de génesis a apocalipsis parece ser un enfermo y perverso ser, finaliza  siendo un clarividente que nos enseña la muerte desde otra perspectiva no terrorífica como normalmente acostumbramos a verla.

Recomiendo mucha concentración si desean leerlo, pues en ocasiones suele perderse el hilo de la lectura con solo un poco de distracción debido a la riqueza gramatical que este contiene, sugiero que lean primero la contraportada ahí encontraran algunas instrucciones que facilitaran la interpretación de cada línea plasmada por el autor.