El calcio italiano y el tsu chu

Las personas tienden a pensar que el fútbol es una práctica relativamente actual, que se desarrolló en Europa y fue allí quienes fomentaron el deporte, pero no conocieron el tsu chu.

Por Nicolás Amaya Meléndez
namaya@una.edu.co

Cuando se habla de números no es muy común que las personas conozcan las cifras que tiene la práctica de fútbol, no conocen cuántas personas lo practican, cuántos ingresos representa para ciudades, países y continentes. No conocen las reglas y su metodología, pero sí saben cómo da resultados.  Aquí, les contaremos más sobre su historia.

Un deporte que no limita condición, género, ni cultura, un lugar donde todos juegan por igual.

El fútbol requiere disciplina, compromiso e iniciativa, son factores esenciales para aquellos que desean tener un nivel competitivo frente a los demás, la tarea más difícil en muchas ocasiones se plantea como el físico y rendimiento, sin embargo, el factor mas esencial de controlar es a la mente. Un futbolista debe tener enfoque total, todo puede pasar, desde una lesión hasta un colapso físico todo requiere un equilibrio y es allí donde los buenos futbolistas surgen.

En sus inicios se desarrolló como un deporte de suma agresividad, simpatizado por el fútbol americano o el rugby, que poco a poco encontró la necesidad de imponer límites y normativas que fueron incrementado de manera ascendente y si vemos en perspectiva el fútbol en 1929 era totalmente distinto a como lo percibimos hoy en día. Llamado el calcio italiano, una de las primeras prácticas como se daba el fútbol que se individualizó y en algunos territorios todavía se practica, un deporte donde todo valía, donde los jugadores eran agresivos e irracionales por lograr un triunfo. Hoy existen manuales de convivencia, supervisores como los árbitros y herramientas como las tarjetas amarilla y roja.

Ver más: El fútbol, ¿bueno o malo? y La unión de una nación.