Emisoras comunitarias de Colombia trabajan en la rentabilidad social de comunicación

Realizado por Alejandro Paipa, practicante Unab Radio

Emisoras comunitarias de todo el país se reúnen en un encuentro-taller en el que analizan y definen los indicadores de rentabilidad social para evaluar su capacidad de incidencia en las comunidades. El encuentro se realiza en la Universidad Autónoma de Bucaramanga el 09, 10 y 11 de mayo.

El evento forma parte de la propuesta de investigación-acción sobre el Índice de Rentabilidad Social de Comunicación (IRSCOM) acuñado en diferentes países de Latinoamérica y Europa. Melva Quijano, asesora de narrativas sonoras de la Dirección de Audiovisuales, Cine y Medios Interactivos del Mintic, cuenta que Colombia es el país con más licencias de otorgamiento de radio y por eso es tan importante su trabajo para construir sociedad: “¿Estamos las radios haciendo el trabajo de responsabilidad como participantes del sector cultural? ¿Estamos siendo consecuentes con la diversidad del país? ¿Estamos abriendo espacios a las comunidades invisibilizadas, a los procesos, colectivos, y nuestras músicas? Ya ganamos un espacio de reconocimiento, ahora necesitamos analizar cómo estamos en relación a nuestras comunidades locales”.

El encuentro reúne cuatro clases de emisoras: emisoras comunitarias municipales, emisoras comunitarias ciudad capital, emisoras comunitarias con enfoque pobacional afro y emisoras de interés público indígenas. Magaly Angulo Meza, representante de la emisora Oriente Estéreo de Cali, comenta que es enriquecedor para las diferentes radios poder socializar sus proyectos y aprender entre sí: “Yo considero que es importante porque es la oportunidad de encontrarnos entre compañeros, personas que vienen haciendo radio comunitaria, que le apuestan al ejercicio desde la comunidad. Poder encontrarnos nos permite el intercambio de experiencias, poder de una u otra manera conocer qué están haciendo en los otros espacios y qué, quizá, no estamos haciendo y cómo aplicar los conocimientos adquiridos”.

El evento cuenta con el apoyo de COMAndalucía, grupo de investigación en comunicación de la Universidad de Málaga, España, y creadores del IRSCOM. Lidia Peralta García, representante del grupo, cuenta cómo el Índice se debe adaptar a las particularidades de Colombia: “Ahora estamos implementándola aquí al contexto colombiano que es muy particular. Requiere considerar aspectos como los elementos de la oblación indígena, población de descendencia africana, el tema de las lenguas originarias, etc. Eso nos ha llevado a tener un proceso de conversa con la parte del Ministerio de Cultura, la universidad Uniminuto, para adaptar este indicador al contexto colombiano”.

El encuentro culmina con la relatoría sonora de la fundación Friedrich Ebert Stiftung, seguida de las conclusiones, compromisos y plan de trabajo de acompañamiento virtual.