Generación eléctrica a partir de energía eólica

Por: Nicolás Rueda, estudiante de Periodismo

La patente concedida como sistema para la generación eléctrica a partir de energía eólica de baja velocidad con dos sistemas de ala impulsora permite la generación de potencia mecánica y eléctrica en sitios con baja velocidad del
viento, tiene una facilidad de montaje y mantenimiento en lugares apartados y requiere una menor velocidad de inicio de operación.

Con esta tecnología lo que se busca es suplir necesidades básicas energéticas de comunidades que no tienen acceso a los grandes proyectos hidroeléctricos del país, ya que los regímenes de viento predominante no son aptos para la
generación eólica.

Este proyecto es el desarrollo de una geometría basada en una semilla natural, producida por un árbol llamado triplaris americana. Julián Sierra, coordinador del grupo de investigación de la Universidad Autónoma, explica la manera en que se da la semilla y la forma de caer de la misma. “Es un árbol que produce una flor que luego se seca y se convierte en
semilla, que se desprende de los árboles y como mecanismo de dispersión auto rota, como una especie de helicóptero. En lugar de caer verticalmente, va flotando en el aire”.

Cesar Nieto, Juan Guillermo Garcia y Julian Sierra, miembros del grupo de investigación en Ingeniería Aeroespacial, llevan esta investigación desde el año 2004, que fue concebida el 2014 en Colombia; en Estados Unidos, México y China en 2019 y por Alemania en 2021 Sierra, habla de la manera en que descubrieron que esta semilla era útil por las
propiedades aerodinámicas que la componen. “Armamos un tubo de viento vertical para ponerla en condición de caída libre, para que rotara libremente y se mantuviera a una misma altura que sería como el equivalente a la velocidad terminal de caída, y nos dimos cuenta que tenía una velocidad de caída muy alta para la velocidad de flujo que incidía
entre ella”.

La turbina completa está compuesta por palas y góndolas, que tiene forma de cono truncado. Por esta razón, físicamente es capaz de orientarse en la dirección predominante del viento, lo que quiere decir que la pala
aerogeneradora cambia de forma sin necesidad de que hayan motores, hidráulicos, neumáticos o de cualquier naturaleza para mantener su geometría eficiente para bajas velocidades del viento.

Al medir su rendimiento, el aerogenerador tiene una eficiencia de al menos unos 4 o 5 puntos porcentuales por encima del rendimiento normal de otros aerogeneradores ya que aprovecha el perfil completo de velocidad del viento
de la mejor manera.