Habitantes de Versalles denuncian contaminación auditiva por eventos nocturnos

Por: Camila Ladino, estudiante de Periodismo

En el sector de Versalles residentes se quejan de la contaminación auditiva durante avanzadas horas de la noche y entre semana por causa de actividades, eventos comerciales y música a altos niveles.

Cuando se empezó a reactivar la economía por el confinamiento del covid 19, en los espacios de la estación de servicio Terpel de Cañaveral se crearon eventos, conciertos, reuniones de exhibición de vehículos con equipos de sonidos a altos volúmenes y piques ilegales, que impactaron en la tranquilidad de la comunidad de Versalles y de los alrededores del establecimiento.

Debido a la situación, los habitantes del sector tomaron medidas y procedimientos ante las autoridades frente al negocio “La Zona Refrescante” ubicado en la estación de servicio Terpel de Cañaveral. Isaac Galvis, residente del conjunto residencial Mirador de Versalles, afirma que durante la reactivación de la economía el sector se vio perjudicado por los altos niveles de ruido que en realidad provienen de los vehículos y motos que se hacen en la estación de servicios para realizar actividades ilegales. “Tengo conocimiento de muchos vecinos que se quejan de ruido extremo en especial de motos de alto cilindraje los ruidos en general no tanto por el establecimiento comercial son los piques ilegales”.

La Administradora del conjunto residencial “Mirador de Versalles”, Mayerly Carvajal Tarazona, mencionó que es importante para los administradores dar solución a las problemáticas que afecten a los residentes, ya que el sector ha realizado llamados a la alcaldía para atender la situación en la comunidad. “Entonces iniciamos unos
procedimientos, en oficios como la policía y la Secretaría del Interior de Floridablanca. Como administrador debe mediar y hacer gestión frente a todo lo que afecta la tranquilidad, el descanso de los residentes”.

Sin embargo, el local “La Zona Refrescante” cuenta con todos los papeles y mediciones efectuadas en regla, demostrando que no vulneran los niveles de decibeles permitidos legalmente, aseguró Isabela Castro, empleada e hija del propietario del lugar. “Nosotros tenemos todo en regla. Los papeles, todo el equipo especial para el tema del
sonido. Zona al ser un espacio muy abierto, se presta mucho para el tema de los piques. Las personas de los piques se hacen en la parte de la bomba y siempre que van hace muchísimo ruido, entonces la gente relaciona los piques con zona refrescante, pero eso ya es externo”.

De acuerdo al Plan de Ordenamiento Territorial del Municipio emitido en 2019, se debe hacer un procedimiento para medir los niveles sonoros generados en “La Zona Refrescante” para establecer las acciones de aislación de ruido en el sector residencial como expresó Orlando Patiño Suarez, Profesional Especializado, Secretaria Salud Ambiental Floridablanca. “Una vez analizado el contexto del marco legal acordar acordaremos a hacer una medición en una casa de un residente que se siente afectado y de acuerdo a los resultados de ese estudio sonoro se determinan las acciones a seguir.”

Por otra parte, el Código de Policía manifiesta que “perturbar la tranquilidad de la comunidad con ruido, reuniones o fiestas” ocasiona una multa general de tipo tres, con el valor equivalente a 16 salarios mínimos diarios legales vigentes. Es decir, a una suma de 468.160.

El Sector de Versalles cuenta con más de 1.600 habitantes, que esperan respuestas del CDMB para realizar un procedimiento, que establezca de donde se perturba su tranquilidad y tomar las medidas necesarias. Aunque, la policía metropolitana del municipio realizó un operativo junto a la alcaldía que mejoró la problemática en un 80%.