Inseguridad en el transporte público de Bucaramanga

A diario, los usuarios de Metrolínea se ven expuestos a ser víctimas de robos. Lea este informe para que conozca una radiografía del problema.

Por Mariana Parra Flórez
mparra326@unab.edu.co

La ciudad se vuelve más insegura cada año. 2022 registró un aumento del 11 % con respecto al 2021. Los datos de Bucaramanga Cómo Vamos muestran cuatro modalidades frecuentes de robos:

  • Vía pública con un 79 %, estos son los más recurrentes debido a que existen técnicas como el “raponazo”, amenaza con arma cortopunzante o el atraco.
  • Establecimientos públicos con un 8 %, aunque el porcentaje es menor, es la segunda modalidad que azota a los bumangueses ya sea en almacenes, restaurantes o tiendas de barrio.
  • El hurto a motocicletas ocupa el tercer lugar con el 7 %, y aunque un vehículo de dos ruedas parezca difícil de robar, los ladrones buscan la manera de bajar al propietario del vehículo o simplemente esperar a que la parquee y con corriente lograr prenderla.
  • En último lugar está el hurto en residencias con el 6 %, esta es la menos conocida por los bumangueses ya que la vivienda pretende ser un lugar seguro.

Para ampliar más información sobre cifras y datos de inseguridad en Bucaramanga y su área metropolitana haga clic aquí o para enterarse sobre cuáles pautas debe seguir para evitar ser robado, escuche este podcast.

A pesar de que no se encuentre en el “top 4”, el transporte público es otra modalidad en la que los ladrones se aprovechan para salirse con la suya.

Debido a la inseguridad, algunos bumangueses optan por tomar transporte ilegal para evitar ser robados en los buses. / FOTO MARIANA PARRA

Metrolínea

El sistema integrado de transporte masivo (SITM) de Bucaramanga, Metrolínea, presenta un alto índice en la percepción de inseguridad. Según la plataforma virtual Tripadvisor, que permite a sus usuarios escribir reseñas de los determinados servicios públicos (transportes, hoteles, restaurantes), 23 de 40 usuarios califican como malo el sistema debido a que no da garantías en materia de seguridad a los pasajeros.

La estación UIS es una de las más transitadas por estudiantes de universidades como la UIS, UDI, Santo Tomás o colegios como el Santander y el Tecnológico. / FOTO MARIANA PARRA

El cosquilleo

Aquí la técnica más conocida y frecuente es el famoso “cosquilleo”, que consiste en que en una hora pico, un cómplice se acerca a su víctima a distraerlo, mientras el maleante se aproxima a sacar del bolsillo, cartera o bolso de la víctima algún objeto de valor que previamente habían estado siguiendo.

En este video encontrará información valiosa sobre la inseguridad en el transporte público masivo.

“Los policías no se ven en las estaciones”, afirma un usuario de Metrolínea. / VIDEO MARIANA PARRA

Aunque la inseguridad es algo que no se puede cambiar de la noche a la mañana, se pueden tomar ciertas precauciones a la hora de tomar el transporte público. Además de denunciar a tiempo las irregularidades que se presenten o en caso de ser hurtado.