La remodelación del parque de Los Leones, una obra que divide la opinión

Realizado por: Juan Sebastián Riaño, estudiante de periodismo.

Bucaramanga, es conocida como la “ciudad de los parques” en Colombia, debido a que cuenta con más de 220 parques y zonas verdes dentro de su diseño urbanístico. Actualmente y desde el año pasado, la ciudad se encuentra inmersa en un proceso de remodelación de parques, zonas verdes, y recintos deportivos. 

El Parque Los Leones, ubicado en la calle 41 entre las carreras 38, 39, 39ª y 40 es uno de los 140 parques que está interviniendo la Administración Municipal con el fin de, según sus comunicados oficiales, rescatarlos del olvido y el deterioro. 

El proyecto, que está ejecutando el Consorcio Adecuaciones JGV 2022 y cuya supervisión es responsabilidad del Consorcio Intersantander, hace parte del Lote 1 de las obras de adecuación de equipamientos y escenarios deportivos del municipio y tiene un valor de cerca de 1.400 millones de pesos. 

Entre las transformaciones se incluye el arreglo de las graderías orientales, la construcción de una pista de patinaje, la creación de un caminódromo que rodee la cancha, el diseño de áreas verdes, y la instalación de nuevas máquinas de gimnasio y calistenia. 

La remodelación de este emblemático lugar de la Comuna 12 ha generado gran controversia entre los habitantes de la zona; algunas voces críticas señalan que ha ocasionado molestias temporales, como el cierre de áreas públicas durante las obras y el traslado de actividades o eventos a otros lugares. También mencionan que la participación ciudadana en la toma de decisiones ha sido limitada y que no se han tenido en cuenta todas las opiniones de la comunidad.

Joaquín Guillermo Espinoza, residente del sector, afirma que la obra ha afectado directamente su rutina diaria y considera que las reformas no eran necesarias en este lugar. 

“Personalmente pienso que no me va a servir a mí, porque yo todos los días salgo desde que el parque está funcionando y hasta ahora no me han gustado las reformas que están haciendo, porque el ejercicio que hago yo, creo que no voy a poder hacerlo más. Tengo que ver cómo va a quedar, no sé todavía cómo va a quedar. Estoy preocupado. Hasta ahora estoy preocupado, todos los días me asomo para ver cómo va el avance”.

Ante las críticas, desde la Alcaldía de Bucaramanga se ha afirmado que la remodelación de los parques y espacios públicos responde a un plan integral de desarrollo urbano y que se han llevado a cabo estudios y consultas para garantizar su viabilidad y beneficio para la comunidad. 

Por otro lado, Pablo Andrés López, ingeniero civil, comerciante y habitante del sector, asegura que, aunque la remodelación tiene sustento, el problema se centra en la ineficacia y todo el tiempo empleado para entregar la obra.

“Todas las mejoras, todas las remodelaciones son buenas. Lo que a mí me preocupa o me inquieta desde el punto de vista de ser ingeniero, es que una obra como esta no debería demorarse más de un mes. Y ya llevamos dos meses y vemos normalmente tres o cuatro personas trabajando ahí a la medida de su disposición. Y eso es un desgaste económico para nosotros porque eso es una plata para el contratista, cosas sin eficiencia, sin rapidez, es una lástima, ojalá el parque quede lo mejor posible pues para poderlo utilizar, para las diferentes actividades”.

Por su parte, Ana María Jiménez, inspectora de obra del Consorcio Adecuaciones JGV 2022, manifiesta que el proyecto está avanzando como debe ser y hace un llamado a la comunidad de Cabecera del Llano para que se apropie de sus espacios públicos. 

“Si tú lo observas ahorita como una persona externa que no ha estado acá en el trabajo, se puede ver un poquito atrasado por tema de lluvias, porque está todo muy desordenado; pero digamos, ahí está todo lo que no se ve, que es toda la parte de redes eléctricas que ya están puestas por debajo. Ya tenemos toda la parte de los bordillos. Ya cuando empecemos a conformar el piso se va a ver un avance muy significativo. Estamos proyectados para terminar más o menos en tres meses. Esperamos que la gente se apropie más de su espacio, esto va a quedar muy bonito, va a tener muchas más zonas de las que tenía antes. 

Entonces esperamos obviamente que le den el buen uso y pues que vengan todos, que lo usen todos, porque digamos los que más se apersonan del parque son los vecinos del Prado y pues el parque está en Cabecera del Llano, digamos los de Cabecera son un poquito ausentes en cuanto a reuniones”.  

La obra, que inició el pasado 27 de febrero, tiene prevista su finalización para agosto de este año. A medida que la remodelación de los parques y espacios públicos de Bucaramanga avanza, los ciudadanos continúan debatiendo sobre los beneficios y las posibles repercusiones de esta transformación urbana. El tiempo dirá si las mejoras logran cumplir con las expectativas de la gente y si realmente contribuirán a mejorar la calidad de vida en la ciudad.