Los malos olores, sin control en Girón

Los malos olores, sin control en Girón

Like
489
0
lunes, 13 mayo 2019
Noticias

Los malos olores de las basuras en Girón siguen afectando a la ciudadanía; pese a las quejas, el problema sigue sin solución por parte de las autoridades.

Según denuncias de los habitantes de Girón, la causa de estos malos olores se debe  a las basuras dejadas en las calles, algunas plantas de tratamiento cercanas y desechos orgánicos de reses, cerdos y pollos, que son utilizados para producir alimentos para perros y gatos, afectando de forma directa la comodidad y tranquilidad de la comunidad. Así lo manifiesta Rodolfo Quijano habitante del sector.

“El pueblo más contaminado de Santander es Girón, por las empresas. Aquí para el lado del norte hay empresas que contaminan, no pasa nada saben que hay basura que botan en el pueblo y es la misma vaina, eso no es desde ahorita de estos años, la alcaldía no hace sino hacer muros, carreteras porque ahí  está el robo, los árboles no dan millones para robar”  

Sumado a esto El Carrasco,  un espacio ubicado en el kilómetro 7 en Girón, que se habilitó para la disposición final de los residuos sólidos provenientes de 16 municipios entre los que se encuentran Bucaramanga, Piedecuesta, Floridablanca, Girón, Lebrija, Rionegro, El Playón, Charta, Betulia, Suratá, Santa Barbara, California, Matanza, Los Santos, Tona y Zapatoca.

Según el Área Metropolitana de Bucaramanga un promedio 1000 toneladas de basura ingresan diariamente al carrasco. Helvert Panqueva, coordinador de aseguramiento legal del Área Metropolitana de Bucaramanga, afirma que de no haber las celdas suficientes para guardar los residuos estaríamos próximos a una emergencia ambiental .

“El Carrasco anunció con el evento que se presentó el 3 de Octubre del  2018 que está en muy alto riesgo de deslizamiento, de que suceda una tragedia ambiental, en unas proporciones mucho mayores a la que ocurrió el 3 de octubre, o sea como que avisó que hay que ponernos las pilas, porque en el carrasco hay un problema de lixiviados, hay un problema de sobrecarga de los talud, hay un problema de gases, hay un problema de estabilidad. Principalmente lo que propusieron los técnicos era construir dos estructuras de contención, dos especies de celdas con residuos y con esos residuos hacer la estabilización en esas celdas que se encuentran en riesgo de colapsar”

En enero de este año, el Juez 15 Administrativo de Bucaramanga, Edward Avendaño, confirmó el cierre del relleno sanitario el Carrasco, dentro de esta medida se determinó que es necesaria la entrada de más residuos para hacer la estabilización de dos celdas, por lo que a pesar del cierre, los encargados de este espacio seguirán recibiendo residuos por parte de lo municipios antes mencionados.

Por Valentina Tíjaro.

@tijarovale

Comments are closed.