Narcóticos Anónimos, una  oportunidad de vida

Narcóticos Anónimos, una oportunidad de vida

2
234
0
martes, 01 octubre 2019
Entrevistas

Por: Edgar Fabian Ortiz Oliveros, estudiante de Periodismo Unab

Twitter: @Edgarfa5982927

Edgar: La semana pasada fue aprobado el proyecto de ley del senador Rodrigo Lara sobre la prohibición del porte y consumo de drogas en zonas específicas del espacio público. Este proyecto ha atraído opiniones negativas sobre todo de los defensores de la dosis mínima, los cuales argumentan que gracias a este proyecto se estaría violando el derecho de libre desarrollo. Por esto me encuentro en esta mañana con Pedro Ramírez, coordinador de Relaciones Públicas de Narcóticos Anónimos. Buenos días Pedro.

Pedro: Buenos días. Gracias por tu invitación.

Edgar: Quiero empezar esta entrevista pidiéndote que expliques ¿Qué es Narcóticos Anónimos? 

Pedro: Narcóticos Anónimos es una confraternidad mundial sin ánimo de lucro que se creó en 1953 como una fuente de vida, dada la necesidad de tantos adictos en el mundo que pedían ayuda específicamente en los grupos de Alcohólicos Anónimos, y Alcohólicos Anónimos pues es la identificación de muchos adictos que consumían otras sustancias diferentes al alcohol no era tan específica, entonces se genera un universo un poquito más amplio basándose en los doce pasos que utilizan Alcohólicos Anónimos para la recuperación y se crea Narcóticos Anónimos en 1953, que actualmente estamos en más de 150 países, en Colombia en todas las ciudades del país tenemos más de 120 grupos de recuperación en este país, y es fuente de vida de recuperación para los adictos que quieran recuperarse, el único requisito para pertenecer al programa de Narcóticos Anónimos es el deseo de dejar de consumir. 

Edgar: Teniendo en cuenta esto y entendiendo que la esencia de Narcóticos Anónimos es trabajar con el adicto, quisiera que me explicara en sí, ¿qué es un adicto?

Pedro: Un adicto es aquella persona que necesita una sustancia para poder vivir, consume para vivir y vive para consumir. El adicto realmente tiene dos características específicas que es la compulsión, la obsesión y la compulsión, el que no es adicto podrá consumir alguna vez o no consume, pero si lo hace no tiene esa obsesión y esa compulsión que lo lleva a una repetición o a una vida repetitiva con el uso de las sustancias, y además Narcóticos Anónimos desde hace 65 años le dice al mundo que esto es una enfermedad crónica progresiva y mortal, que no tiene cura pero sí tiene cómo tratarse a través de un programa de doce pasos que recupera el desequilibrio emocional, espiritual, mental y físico del adicto, porque la adicción tiene cuatro frentes, la enfermedad realmente es una sola y son diferentes instrumentos, nosotros nos centramos en las sustancias psicoactivas que alteran la mente.

Edgar:¿Cuál sería la diferencia entre un adicto y un consumidor? ya que en el común de las personas se piensa que es lo mismo, o aquel que prueban la droga por primera vez ya es adicto.  

Pedro:La enfermedad de la adicción tiene unos componentes muy claros que inclusive hoy son más visuales que hace unos años. Digamos que hace 15 o 20 años un adicto se reconocía porque se veía en la calle consumiendo alguna sustancia o ya se le veía el deterioro físico, y en algunos casos en sus hogares cuando se veía el deterioro mental, con alguna enfermedad mental o con algún desequilibrio emocional o mental. Realmente el adicto, como ya te decía, tiene dos características que es obsesivo y compulsivo, pero no necesariamente un adicto tiene que tener la droga en la mano para ser reconocido como adicto, una persona se puede reconocer como adicta antes del consumo de sustancias.

Entonces las actitudes, los desequilibrios emocionales, los desequilibrios espirituales, las reacciones ante sucesos diarios de la vida no son iguales entre un adicto y una persona que no lo es. Entonces una persona se puede identificar como adicta antes de consumir sustancias. Además, en el proceso de la enfermedad de la adicción hay diferentes etapas entre la etapa de la luna de miel, que es la que en la que puede durar un adicto muchísimos años, nosotros en los grupos de Narcóticos Anónimos le damos la bienvenida a cualquier adicto en cualquier etapa y en cualquier de cualquier clase social, raza, religión, sexual y en cualquier etapa, entonces la etapa de la luna de miel puede durar un año dos años cinco años diez años o toda la vida, que es decir, yo la piloteó Yo la manejo no tengo problemas y teniéndolos porque o pueden tener un problema crónico, digamos como un vivir que lo hace mantener tranquilo y consumir drogas, pero de pronto si no lo consumiera viviría de otra forma creciendo internamente de otra forma, cierto. También tiene la etapa de la negación, que es cuando se niega consume que se descontrola. Yo la piloteó, Yo la manejo y en esa etapa podemos durar toda la vida, y la etapa final que es el fondo, cuando la persona ya llega a un fondo y pide ayuda, o pide ayuda o muere, los cuatro los lugares realmente para un adicto son hospitales, cárceles o cementerios, son los tres finales de un adicto que tiene la enfermedad de la adicción. Un adicto puede vivir muy bien a través de un programa, hay muchas personas que se desintoxica físicamente, pero si no se equilibran emocionalmente, espiritual y mentalmente la enfermedad puede llevarlos a una recaída. 

Edgar: Estando claro ese concepto y esos diferentes factores que afectan y que hacen que una persona llegue a ser un adicto y se identifique como adicto. Precisamente ¿qué factores biológicos o ambientales pueden aumentar el riesgo de adicción en las personas?

Pedro: La enfermedad de la adicción puede ser heredada, también, porque es un factor hereditario genético, los caracteres el problema ahorita de un adicto no es la droga, la sustancia no es el problema, el problema es el desequilibrio en el carácter. Un adicto un adicto que tenga carácter no necesita de un instrumento para poder equilibrar su vida a su diario vivir. Entonces cuando una persona tiene un entorno por ejemplo en Colombia el alcohol siempre ha sido tratado como en las ferias en las fiestas, el alcohol es si no hay alcohol no hay nada, en los 15 años de una niña que se supone la ley en Colombia que no consuma tú vas y hay alcohol, entonces se confundía mucho que si había un abuelo que consumía mucho alcohol y era alcohólico realmente, y el nieto era un adicto a otras sustancias como la mariguana, el tripi u otra, cualquier sustancia porque nosotros no hacemos diferencia en la sustancia, incluyendo el alcohol para Narcóticos Anónimos es otra droga. Entonces se creía que era distinto el nieto al abuelo no ese nieto tiene la misma enfermedad del abuelo que muchas veces es heredada, y él simplemente la canalizó en sustancias diferentes al abuelo. Hay otras personas que la canalizan con la tecnología, el sexo, la ludopatía, los juegos y diferentes instrumentos para desarrollarla.

Edgar: Desde su perspectiva teniendo en cuenta este proyecto de ley que acaba de ser aprobado, ¿Cree que este proyecto en realidad sí vulnera el derecho al libre desarrollo?

Pedro: Bueno, nosotros consideramos que un adicto cuando está presa de la droga no es libre, un adicto que consume drogas está sometido a un poder mucho más grande que Dios y que su personalidad misma, el poder de la droga hace que un adicto cambie su personalidad, tú ves una persona que consume droga antes y después, y puede ser muy diferente.

Entonces nosotros en nuestro punto de vista es muy claro desde hace 65 años en el mundo, Narcóticos Anónimos le dice al mundo que tenemos una enfermedad o ya está aceptada como una enfermedad en Colombia hace unos años la Organización Mundial de la salud de 1998 y todos los países del mundo ya tienen en sus temas su sistema de salud cómo ayudar y proteger al adicto, Narcóticos Anónimos es una mano amiga para el adicto que quiere dejar de consumir que crea que tiene problemas porque hay adictos que creerán que no los tienen, y si no los tienen pues seguirán consumiendo y viviendo así. Para nosotros una dosis es demasiado y mil no son suficientes, nosotros no entramos en polémica pública, realmente las opiniones sobre la dosis personal pienso yo que nosotros lo que aportamos a la comunidad, como un recurso a la comunidad, es el conocimiento vivo desde el consumo porque mucha gente lo ve desde otra perspectiva. Nosotros somos la confraternidad mundial de las más grandes, y antiguas del mundo y más confiables que estamos en todas partes del mundo. Qué le dice a la sociedad desde el punto de vista de la enfermedad que una dosis en un adicto genera obsesiva obsesión y lo lleva a una compulsión de consumo, entonces una dosis es demasiado para nosotros y mil no serán nunca suficientes.

Edgar: Bueno, hace poco acá el noticiero de Unab Radio se hicieron unas notas sobre la problemática en los parques de la ciudad la cual terminó arrojando como resultado que lo más importante era la droga y sus consumidores. Esto me lleva a preguntarle por la dosis mínima, precisamente lo que estamos hablando, desde su opinión o desde la opinión de la organización esta dosis mínima ¿es una brecha legal para los consumidores y los adictos? 

Pedro: Nosotros desde ningún punto de vista en Narcóticos Anónimos alentamos el consumo, alentamos a la vida a través del programa, para nosotros un adicto que esté expuesto a la droga en un parque, en un barrio, en un parche, en una fiesta pues sí si tiene riesgo de una recaída, entonces nosotros aunque no damos opinión específicamente el sitio sí sugerimos a los adictos que entren en el programa que no visité ningún sitio ni se reivindique con nada que lo conduzca de nuevo a tener contactos con la droga. Pero no es solamente la parte física. Los doce pasos trabajan la parte emocional, espiritual y mental del adicto. Entonces nosotros si un adicto necesita ayuda psiquiátrica, psicológica la debe tomar, pero si necesita espacios deportivos son deportivos y si hay consumo directo en las calles, en un parque donde estemos sentados recreándose pues un adicto tiene el riesgo de recaer.

Edgar: Recordamos que estamos con Pedro Ramírez Coordinador de Relaciones Públicas de Narcóticos Anónimos. ¿Por qué algunas personas se vuelven drogadictos y otras no?

Pedro: La enfermedad puede nacer en el individuo o se puede adquirir a través de los desequilibrios de carácter. Entonces si una persona nace en un hogar, por ejemplo, disfuncional y tiene herencia de alguien de la familia que es adicta puede tener en los genes la disponibilidad para hacerlo con más facilidad. Si no lo si no la tiene la genética una persona que tiene desequilibrios emocionales, espirituales y mentales, seguramente está muy predispuesta también al consumo de las sustancias, si usted es una persona que no tenga un papá, una mamá que le dé un abrazo o que le dé una estructura familiar, que no le dé su estructura espiritual que un hogar donde no se hable de un poder superior, un hogar donde no haya principios, seguramente ese desequilibrio en un joven le puede acarrear que cuando tenga el primer contacto con una sustancia psicoactiva encontrará alivio seguramente a sus miedos, a sus traumas, a sus vacíos, y a sus resentimientos, y en la sustancia encuentra lo que no ha encontrado en su entorno y en su vida en el momento en que lo consume.

Edgar: Hablando de ese núcleo tan importante como es la familia, ¿qué rol cumple precisamente la familia en el adicto en su rehabilitación?

Pedro: La recuperación que ofrecen Narcóticos Anónimos al adicto es integral. El adicto no se recupera para estar encerrado en ninguna parte, el adicto se recupera para convivir con la sociedad e integrarse a ella, ser un miembro maravilloso porque el adicto realmente se convierte en eso, un adicto trabaja principios espirituales básicos, la honestidad, la receptividad y la buena voluntad, el amor propio, la autoestima y el perdón. Todos estos principios generan nuevo carácter sin perder la esencia de sus creencias y reconocer sus falencias y sus defectos. Entonces él a través del programa el adicto va recuperando su capacidad de relacionarse primero consigo mismo, y luego poder amarse a sí mismo para luego poder amar a su madre y a su padre, a sus hermanos, integrarse a la sociedad en el trabajo y pertenecer a la sociedad.

Narcóticos Anónimos, como precisamente su palabra lo dice, es anónima pero si ves una convención de nosotros como la que tuvimos en Bucaramanga, aquí en la UNAB, estuvimos reunidos con la confraternidad de más de 900 adictos en recuperación que están todos integrados a la sociedad, unos son deportistas, otros son abogados, otros son arquitectos otros son ingenieros, reinas de belleza, presentadores, de todos los estratos sociales y de todos los niveles académicos que existen, pero la idea del programa cuál es, toma te brindamos este programa para que te para que vivas mejor, vivas feliz, en paz y recuperes un puesto que tenemos como seres humanos en el mundo y en la sociedad. Esa es la idea, no es para vivir aislados, ni amargados porque el programa lo que hace es hacer feliz al individuo y a la familia. Existe una confraternidad de apoyo también para los familiares que es con la que nosotros cooperamos, no somos afiliados, pero cooperamos que se llaman Naranon.

Edgar: Santander es sexto en consumo de tabaco en jóvenes de 12 a 18 años, octavo en alcohol y cocaína, decimosegundo en marihuana, de acuerdo con investigaciones del Observatorio de Drogas. Según esto, ¿porque la adolescencia es una etapa tan crítica para la prevención de la adicción de drogas?

Pedro: Yo pienso que la adolescencia es una etapa maravillosa donde debe haber una información clara sobre lo que está pasando. Muchas personas tienen una información incorrecta sobre la adicción, por ejemplo, muchas personas no saben que es una enfermedad en Colombia. Yo acabo de salir de política de la Gobernación de una reunión con el Ministerio de Salud donde estábamos 100 instituciones que estamos articuladas al trabajo de apoyo a la salud mental de Colombia, y si uno de los objetivos claros es que la sociedad en general obtenga el conocimiento real de qué es una enfermedad crónica progresiva y mortal que no tiene cura pero tiene como tratarse, entonces los adolescentes deben recibir la información porque a la larga uno siempre toma decisiones como adolescente a veces solo y a veces se equivoca pero cuando hay una información clara por parte de los padres de la institución donde estudian los jóvenes la decisión ya se toma con una información o sea ya la responsabilidad está digamos que dividida entre la familia la institución y el adolescente. Es importantísimo que el adolescente conozca la realidad para que cuando vaya a tomar una decisión acuda o a una mayor información o él decida su mejor camino.

Edgar: Por último, ¿cómo luchar contra la adicción en un país donde hace pocos años apenas fue aceptada como una enfermedad?

Pedro: Bueno yo pienso que cuando la gente conoce que es una enfermedad siente un alivio, hay gente que le apena, hay gente que se esconde, que esconde a los hijos que se los lleva para Estados Unidos, para Europa, para otras ciudades, eso se llama fuga geográfica, la enfermedad siempre está presente independientemente del sitio o lugar donde esté el adicto. Y Colombia pasó de ser un país productor a un consumidor impresionante, donde estamos llenos pero la labor hoy en día es que todos los trabajadores de salud mental psicólogos, psiquiatras, las instituciones, las universidades, el Estado colombiano, la sociedad privada, articulamos en el conocimiento y tengamos claro qué es la adicción para poder luchar con la adicción. Hay diferentes frentes. Nosotros ofrecemos uno muy sencillo gratuito confidencial y fidedigno que a la sociedad hay personas que ofrecen otros tratamientos, pero inclusive nosotros estamos en varias clínicas de salud mental de Colombia internamente como articulándose a los programas para cuando el adicto sale de la desintoxicación siga con polo a tierra que en Narcóticos Anónimos.

Edgar: Bueno con esto llegamos al final de la entrevista, no sin antes agradecerle a Pedro Ramírez por su tiempo y por su conocimiento. 

Pedro: Gracias a ti por la invitación. 

Comments are closed.