Parque Mejoras Públicas: privado y sin posibilidad de uso

Parque Mejoras Públicas: privado y sin posibilidad de uso

Like
202
0
miércoles, 18 septiembre 2019
Noticias

El Parque de las Mejoras Públicas se encuentra cerrado e inutilizado. Los habitantes de los barrios aledaños no pueden disfrutar de los espacios verdes que este brinda por la cuestión de ser un lugar privado.

El parque de las Mejoras Públicas ubicado en la calle 40 con carrera 30, mantiene sus puertas cerradas, su zona inferior para entretenimiento familiar, como la superior donde se encontraban los restaurantes, que están inhabilitados. La Sociedad de Mejoras Públicas de Bucaramanga, es el ente privado sin ánimo de lucro que está encargado de la administración del parque.

Dentro de los predios del parque se encuentra el Restaurante Maromas, el restaurante Alparke, el centro familiar Dinastia Park y la Concha Acústica José A. Morales López, escenario artístico. /FOTO YEIDER ESPINOZA

Jorge Grimaldos, habitante del barrio Mejoras Públicas, dice que el ambiente del parque ha cambiado y que ya no es un lugar propicio para salir a caminar, “hubo un momento donde estaba abierto al público, entonces, se podía ir a caminar al espacio que hay entre la concha y la zona occidental, caminar y hacer ejercicio”. 

La Sociedad de Mejoras Públicas de Bucaramanga, ganó una demanda que les impuso los habitantes del barrio las Mejoras Públicas, ratificando que la sociedad sí ha dispuesto adecuadamente del parque.

La Sociedad de Mejoras Públicas de Bucaramanga, es un ente privado que está encargado de la administración del parque desde 1939, cuando el Instituto de Fomento Urbano de Santander, les dio la titularidad del lote. /FOTO YEIDER ESPINOZA

Diego Torres, miembro de la junta de acción comunal del barrio Mejoras Públicas, afirma que al privatizar los parques se pierde el espacio para la integración social de los vecinos, “cuando un parque está privatizado se pierde el espacio idóneo para socializar, para conocerse, para intercambiar ideas, ese es la función de los parques públicos”. 

Además, la falta de personal de seguridad en el parque ha generado que la zona se vuelva un lugar propicio para los hurtos y el consumo de drogas.

Nota realizada por Yeider Espinoza, estudiante de periodismo Unab.

Comments are closed.