Qué hay pa’ leer – El misterio de la guía de ferrocarriles

Hola a todos, soy Leidy Vanesa Carrillo estudiante de comunicación social y diseño digital. Hoy voy a hablar de algunos aspectos interesante del libro “El misterio de la guía de ferrocarriles” escrito por Agatha Christie, una de las más importantes mujeres en los géneros de misterio, novelas policiacas y suspenso. 

“El misterio de la Guía de ferrocarriles” que tiene 256 páginas, es el primer libro de los escritos en la carrera de Agatha Christie que cuenta la historia de un asesino serial, fue publicada en 1936 por la editorial Booket, sin embargo, la narración dentro de la novela transcurre en el año 1930. 

La escritora Agatha Mary Clarissa Miller nacida en 1890, fue nombrada en 1971 como la “Dama comandante de la orden del imperio británico”, este título fue otorgado por su gran contribución en la literatura. Con grandes obras que en su mayoría relatan el desarrollo de un personaje que utilizaría en más de una de sus novelas. Agatha Christie falleció en 1976 por causas naturales, pero aún es considerada la reina del misterio.

Unos de mis géneros favoritos es la dramaturgia y el suspenso, esto lo sabía mi prima, quien decidió regalarme para mi cumpleaños el libro de Agatha Christie. Adquirí mucha información e imaginación por parte de esta obra. Sus personajes y su trama me atraparon y me inspiraron para crear algunos diseños digitales con la temática de asesinatos para una materia del curso.

A medida en que iba leyendo esta emocionante historia, pensaba en lo siniestro del caso que trataba el detective Hércules Poirot, el personaje comienza recibiendo una carta que lo desafía a resolver un crimen inminente. Pero no era una broma como el investigador Poirot creía, definitivamente sucedió un asesinato con la persona y en el lugar mencionados en la carta quien el asesino firmó como ABC. Pues esa no fue la única que iba a recibir, el criminal seguía un patrón con sus víctimas, al parecer, mataba a las personas por orden alfabético, es muy emocionante y para quienes manejamos un nivel de curiosidad alto, puede llegar a ser una aventura saber quién es el sospechoso y el motivo por el que deja pistas en sus atroces escenas.

Yo dispuse de dos fines de semana para leerlo, en las madrugadas sentada en el escritorio de mi cuarto junto a la lámpara de mesa, me acomodaba para poder tener una mejor comprensión de la lectura. Este libro me ayudó a expandir la imaginación, no podía seguir su ficción sin imaginarme los escenarios descritos por la autora. La estructura del texto está bien desarrollada y mantiene el suspenso en cada capítulo. Lo recomiendo por el cuidado de ortografía y signos que maneja, también por entretenimiento.