Rotura de tubo madre afecta el servicio de agua

Por: Nicolás Rueda, estudiante de Periodismo

El pasado 4 de octubre, en la vereda La Mata, ubicada en la entrada de Piedecuesta, se presentó una fractura en el tubo madre del acueducto, lo que no permitía la llegada del agua a las 16 parcelas del sector, dejándolas sin agua por más de dos días.

Las fincas más afectadas son María Camila, Don Javier y el convento Hermanas Terciarias Capuchinas, pues estas no cuentan con tanques de agua que les permita el almacenamiento en caso de emergencia.

La Mata no cuenta con la ayuda del Acueducto de Piedecuesta, Floridablanca, ni el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga. Por lo que se ven obligados a extraer agua de la quebrada El Ensueño. Los propietarios de la finca María José, eran los encargados del mantenimiento de las tuberías. Al momento de ellos mudarse, nadie se hizo cargo de esto. Lo que llevó a los habitantes del sector a reunirse con la junta directiva, en la que se definió cómo repartir el costo del arreglo, la fecha y la persona que se va a encargar del mantenimiento.

La mano de obra que el fontanero definió es de $ 800.000 pesos, y los materiales que necesita para arreglar el daño son de $ 865.000 pesos. La idea de Camila Rojas, vocera de la comunidad, es dividirse entre las 16 parcelas el costo de la mano de obra y materiales. “la idea es que entre las 16 parcelas que existen acá en la zona podamos hacer una recolección y poder pagar la mano de obra y los materiales, eso es un aproximado de millón 665 mil pesos. Es muy importante evolucionar con esto, ya que nos estamos quedando sin agua diaria, hay que ponernos de acuerdo para que esto se haga realidad.

La comunidad se dio cuenta del daño ya que la carretera principal de la vereda estaba cubierta de agua, y no era posible la entrada y salida de las motos y los peatones, algo que antes no había ocurrido.


Clara Blanco, propietaria de la finca María Camila, expresa su molestia por la falta de mantenimiento en las tuberías del agua, y hace un llamado a la comunidad para que se realice constante mantenimiento y esto no vuelva a suceder. “Cómo es posible que esto esté sucediendo. Yo sin agua no puedo hacer aseo, no puedo lavar ropa y ni siquiera me puedo bañar. Cómo es posible que no funcione algo tan sencillo como lo es el moto bombeo, espero que todos acá nos pongamos de acuerdo y cuadremos un día al mes para que se la haga mantenimiento y no tener que pasar de nuevo por esto”.

Aunque en repetidas ocasiones los acueductos han rechazado la opción de distribuir agua en este sector, ya que consideran que la vereda es un poco alejada de la carretera principal, la comunidad piensa buscar ayuda de la Alcaldía de Piedecuesta para que esta situación pueda mejorar.