Talleres inclusivos de piezas táctiles y audiovisuales para reconocer a las especies en vía de extinción de Colombia

Por: Laura Niño, estudiante de Periodismo

Como iniciativa para dar a conocer desde lo estético la fauna en vía de extinción del país nace Estrategia para la co-creación de piezas visuales/táctiles inclusivas, para la apropiación del conocimiento sobre la fauna colombiana.

Dirigida a niños desde los 4 años de edad, enfocado en los niños con discapacidad visual y auditiva. El objetivo de este proyecto es promover de manera inclusiva que la comunidad colombiana por medio de talleres se vinculen a la idea de reconocer a las especies en vía de extinción, como por ejemplo: el cóndor de los Andes en el páramo de Santurbán, el oso perezoso en su tránsito por la serranía de los Yariguíes o García Rovira, el mono tití cabeciblanco y el jaguar, este último, según el estudio “Los felinos de Colombia” del Instituto Humboldt tiene como principal causa de desaparición la destrucción del 40% de su hábitat debido a la minería y agricultura.

Con este propósito, Laura Serrano y Frank Rodríguez junto a su equipo hicieron uso de obras con la figura de los animales en madera y obras en 3D para que los niños invidentes los puedan identificar a través del tacto; también, una pieza audiovisual de relatos y fortalecimiento de lo visual y auditivo para que todo público pueda participar en los talleres, según sus capacidades. El proyecto fue premiado por la Convocatoria investigArte del Ministerio de Ciencia y Tecnología e Investigación, con el cual se logró financiar.

Frank RodrÍguez, profesor de Artes audiovisuales la Universidad Autónoma de Bucaramanga y documentador del proyecto asegura que a partir de la estética se permite crear un espacio inclusivo para que el público conozca la fauna de su territorio. “Encontramos que puede dar un espacio de inclusión porque en la experiencia estética se activan todos los cinco sentidos: el tacto, el gusto, el olfato, la vista y el oído. Entonces parece que desde ahí está la posibilidad de generar ese tema inclusivo que realizar obras que la disfrutarán personas regulares, personas que vemos y escuchamos de manera regular y personas que tienen deficiencia auditiva o deficiencia visual”.

En cuanto a las etapas del proyecto, lo primero fue realizar un acercamiento a las necesidades de los niños con discapacidad, en el que se logró explorar qué técnicas para los talleres de co-creación funcionan de mejor manera. Luego, se emprendió el viaje de conocer los hábitats de la variedad de especies en vía de extinción para tener precisión al momento de diseñar el material de trabajo como las máscaras, textiles y figuras de madera; en las que se estimuló la creación colectiva del equipo.

Actualmente, el proyecto va finalizando la etapa de experimentación para iniciar la estructuración de las obras finales que serán expuestas en la Casa del Libro Total de Bucaramanga y en la Universidad Pedagógica Nacional de Bogotá.

Según Juan Pablo Rodriguez, invidente y estudiante de Lenguas Modernas de la Universidad Ean, expresa la manera en la que para los niños el proyecto genera una vía a empatizar con la preservación de los animales más allá de lo auditivo. “Porque pueden disfrutar la experiencia no solo de escuchar ‘Ey, este es un Jaguar, mamífero, no sé qué más’, entonces les va a parecer más interesante poder tocar la pieza, interactuar. Se apropian más del concepto, pueden interactuar más, entonces en ese sentido me parece que la experiencia es muy valiosa”.

Con este proyecto se busca que para los niños con discapacidad existan nuevas representaciones estéticas que correspondan a la fauna de las regiones de Colombia. Por otra parte, el equipo del proyecto ha colaborado con instituciones como el Instituto Nacional para Ciegos (INCI) y la Universidad Autónoma de Bucaramanga.