Tomás Vargas Osorio, patrimonio cultural de la región

Por: Laura Quintero, estudiante de Periodismo.

Han pasado 80 años desde el fallecimiento de una de las figuras de la literatura regional de Santander, Tomás Vargas Osorio. La obra del ensayista, novelista, poeta y periodista nacido en Oiba en 1908, se constituye como uno los primeros bocetos de la identidad santandereana en la literatura.

A pesar de su muerte a los 33 años, en 1941 por causas no confirmadas, su obra literaria y periodística fue amplia y abordó diferentes temas como la diversidad cultural, la geografía y la identidad regional, en especial la santandereana.
Entre algunas de sus obras recuperadas en la edición especial de Obras Completas de Tomás Vargas Osorio se encuentran “Cuentos santandereanos”, “El paisaje y el hombre santandereano”, “Hombres”, “La aldea negra”, su poemario “Regreso de la muerte”, “Santander alma y paisaje” y “Biografías imaginarias”.

“Se trata de un oasis de ternura en aquella geografía inexorable y os invade una delicada sensación de sosiego. Santander es así: contradictorio, antitético. Con frecuencia veis cómo en una inmensa extensión desierta y asolada la industria del hombre se ha hecho un pequeño mundo aparte, pulido, tierno, suave. Pues debe advertirse aquí que todo lo que en Santander existe es cultura” -Fragmento tomado de “Paisaje y el hombre santandereano”.

Juan Diego Serrano Duran, historiador y profesor del programa de literatura de la UNAB, define a Tomás Vargas Osorio como uno de los autores más importantes en la literatura regional por su capacidad de transformación. “Bueno, Tomás Vargas Osorio es una de las letras, plumas y personajes más importantes de la literatura santandereana. Del 38-39 hasta el 41 él publicó toda su obra, la cual está compuesta por la capacidad, digo yo, estética de transformar la literatura en paisaje, en geografía, de poner a hablar la montaña. Él fue un autor universalmente local en ese sentido. Puso a hablar, digamos, a su tierra, a Santander y caracterizó el perfil del santandereano desde una perspectiva cultural”.

Vargas Osorio tuvo importancia nacional al participar como editor, director y escritor en periódicos como El día, Vanguardia Liberal, El liberal, El tiempo y El Espectador. Tomás Vargas Osorio participó en el movimiento literario “Piedra y Cielo” que dirigía Jorge Rojas, en donde publicó su poemario “Regreso de la muerte” un año antes de morir.

Según la revista La Tercera Orilla de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Tomás Vargas fue reconocido por esta publicación ya que “este grupo de poetas siempre ha contado con un lugar muy importante y controversial dentro de la historia de la poesía colombiana y latinoamericana”, según esta revista.

Laura Alejandra Peña Rodríguez de la librería La Cingla, rescata que la intención de la feria de Ulibro 2021 al dedicarle un conversatorio a Tomás Vargas Osorio, es recuperar su obra donde la importancia radica en la exploración de la voz propia latinoamericana. “Y pues Ulibro le dedicó un espacio en la mesa regional, es precisamente porque se cumplen 80 años de su fallecimiento, la obra queda libre de derechos de autor y es momento de re-editarla, investigarla y hacerla resonar, traerla a la actualidad. Yo rescato mucho como importancia no solo regional sino a nivel nacional, la importancia de la exploración de Vargas Osorio hacia una voz propia a partir de la literatura, y me refiero a una cultura propia latinoamericana, digamos en el contexto que él escribió”.

El encuentro de literatura regional realizado en Ulibro es un anticipo al 21 de diciembre del 2021, momento en el que la obra deja de ser propiedad de sus herederos para convertirse en un patrimonio nacional y ser usada de forma libre. También con el fin de animar a los órganos gubernamentales, como el Ministerio de Cultura, de recordar la importancia de Vargas Osorio en la literatura regional.