Ciudad Memoria – Parque de los Niños

Por: Anny Rodríguez Roa, estudiante de Comunicación Social

El parque de Los Niños también conocido como el bosque encantado de la ciudad bonita, es uno de los principales parques de Bucaramanga. Ubicado entre las carreras 26 y 27 con calles 30 y 32, es reconocido como uno de los más tradicionales y antiguos de la capital santandereana.

La idea de la creación de este lugar surgió en 1908 como un proyecto del Concejo de Bucaramanga de crear un espacio de recreación para la comunidad. El general Eliseo Camacho regaló un terreno (una manzana) y vendió cuatro y media al municipio. En 1909 se iniciaron los trabajos de adecuación del lugar con la siembra de árboles. Este lugar tiene 113 años, desde su entrega oficial en 1909. El nombre real que recibió este parque es totalmente distinto al que hoy en día se conoce, José Antonio Galán es el título otorgado en honor al líder del movimiento comunero.

Tres estatuas son características de este lugar, una de ellas se inauguró en 1949 y es la estatua de bronce fundido de José Antonio Galán, obra realizada por Carlos Gómez Castro. Es un homenaje a un personaje destacado de la insurrección de los comuneros en 1781. En orden cronológico, Guillermo Espinosa realizó el monumento al Clavijero de Tiple en 1987, el cual rinde tributo al maestro santandereano José Alejandro Morales y al instrumento del folclore nacional, el tiple. Y, por último, una sentencia por parte del Gobierno Nacional obligó a construir un monumento en memoria de los 19 comerciantes asesinados a manos de los paramilitares en Puerto Boyacá.  Esta obra fue entregada a la comunidad en 2011, pero su inauguración oficial fue en 2013.

En este sitio hay senderos peatonales, dos parques infantiles, dos gimnasios biosaludables, dos canchas de baloncesto, una de fútbol, un complejo deportivo de tenis, un CAI y una estación de Clobi. Por otro lado hay árboles y césped que resaltan la naturaleza del espacio.

Andrés Manrique Sánchez del Área de Patrimonio del Instituto Municipal de Cultura y Turismo considera que el parque de Los Niños permite a los ciudadanos realizar actividades físicas y de recreación en un solo lugar.

“La importancia está en el sitio que se escogió para crear un lugar donde los niños y los jóvenes hicieran deporte, jugarán, se recrearán. Porque, en los demás parques: en el Parque García Rovira, en el Parque Romero, pues eran ya más plazas y  no tenían ese item de ser un lugar de recreación y esparcimiento. Era como un lugar de encuentro, de sentarse y  hablar. Tenían otras funciones”.

Los visitantes pueden realizar múltiples actividades como: el mercadillo solo los domingos, pasear en familia, practicar deporte, conocer la historia de este parque y disfrutar de la estadía.