La unión de una nación

La cercanía que se genera entre los miembros de un equipo es algo característico del deporte. Esa es la sensación que da ver jugar a tu país frente a un mundo entero.

Por Nicolás Amaya Meléndez
namaya@unab.edu.co

La misma pasión por el mismo país.

Sin duda el compromiso de un jugador con su partido es esencial pero la importancia que le da por representar a su país es inquebrantable. El fútbol más allá de fortalecer naciones económicamente, compartir con culturas distintas y unir sociedades, logra unir países por una misma causa. El jugar contra países lejanos, competitivos y poderosos repliega un mar de sensaciones que es poco descriptible y esa es la magia del deporte. Niños, adultos y ancianos en el mismo sofá con la misma fe.

Ver más: El fútbol, ¿bueno o malo? y El calcio italiano y el tsu chu

Conozca más acerca del impacto del fútbol en nuestros jóvenes en el siguiente vídeo.